Clave interbancaria BBVA

La clave interbancaria BBVA, es fundamental para realizar todas aquellas transferencias que son necesarias en algún momento, evidentemente la misma consiste en delimitar la línea entre la privacidad y confidencialidad para realizar la transferencia al utilizarla, y la comodidad de no esperar a que llegue un código de verificación.

¿Qué es la clave interbancaria BBVA?

Muchas personas piensan que es un número de 5 dígitos o alguna clave que puede elegirse deliberadamente, lo cual tampoco es así, ya que de ser el caso, el proceso para realizar una transferencia, perdería un poco esa confidencialidad que la entidad bancaria debe garantizar.

De igual modo, todo esto se diferencia en gran manera de la clave interbancaria BBVA, la cual es un código de 18 dígitos, los cuales siempre deben ser entregados por el banco. Este código es el único que permite que la persona realice una transferencia, de lo contrario la operación no podrá llevarse a cabo.

Esta se considera la manera más fácil y evidentemente, también más segura de realizar una transferencia, pues al tener a la mano la clave, solo necesitará los datos de quien recibirá la misma. En principio, se entiende que quien posee tal clave es el titular de la cuenta, por tal razón se habla acerca de una seguridad amplia.

La clave debe utilizarse de forma personalísima, ya que en caso de extraviarse, el riesgo de ser víctima de estafa es latente.

¿Por qué son 18 dígitos y cuál es su origen?

Evidentemente que el banco para establecer la clave interbancaria BBVA, no entabló la misma sin un soporte o una base totalmente fundamentada. Tiene un origen muy particular, y bastante interesante que puede resolver la duda de ¿Por qué son 18 dígitos y no 10?

Ningún dígito se encuentra en la clave porque sí, cada uno comprende un dato importante sobre la cuenta bancaria del cliente que está solicitando la misma.

Es así que podría decirse entonces, que los 3 primeros números corresponden al código del banco donde se aperturó la cuenta bancaria. Los 3 dígitos siguientes se relacionan con la zona donde el banco se encuentra, los 11 siguientes son el número de cuenta, y el último es asignado por el banco para lograr un control en la clave.

Puede observarse que los primeros seis van a depender de la ubicación, pues es un código muy específico que corresponde a la misma. Esto resulta bastante curioso, debido a que cada número fue pensado totalmente, y por ello resulta imposible crear una clave interbancaria BBVA, pues en ningún caso se podría.

Es muy sencillo obtenerla

Existen tres alternativas para obtenerla, la primera claramente se trata de asistir al banco de manera personal para solicitarla, en ocasiones no resulta obligatorio asistir para solicitarla, pues por medio de un mensaje o una llamada al centro de ayuda podría perfectamente obtenerse.  Mientras que la segunda podría revisarse el estado de cuenta donde estarán los demás datos personales allí anexados. Sin embargo, no solo allí puede solicitarse, también en BBVA México en línea podrá encontrarla.

Crear la clave interbancaria BBVA

Fue creada con el fin de evitar un poco los cheques, depósitos y dinero en efectivo. También en vista de cómo absolutamente todo se va modernizando, la entidad bancaria se vio en la necesidad de generar mayor facilidad y confianza al crear la clave interbancaria BBVA.

Es totalmente ventajoso tener una clave interbancaria para realizar una transferencia, pues no existen límites de tiempo ni de espacio, a cualquier hora y desde cualquier lugar se ejecuta sin problema alguno. Es por tal razón que se manejan las interrogantes anteriormente expresadas, a las cuales se les pudo dar una respuesta.

Deja un comentario